BUTCHER SHOP

No me quiero encasillar.

No quiero hablaros de médicos que cosen o dejan cicatrices en las dependencias traseras de una carnicería, una sala de despiece de paredes churretosas tras las desmembraciones.

Pero es de lo que vamos a hablar.

Vamos a hablar de Joe. Y de la picadora de carne Braher TM 114.

No estamos dejando nada a la imaginación. Hoy os voy a hacer el trabajo fácil. Poco os va a costar sentir el acero frío de la máquina al introducir el brazo, o de la mesa de trabajo al recostar la espalda en ella.

Joe no es muy prolijo pero es eficiente.

Mackenzie me lo presentó en un apuro. Un roce que pintaba feo. Los pantanos no siempre están a mano. Entonces tiramos de Joe, que desinfecta las heridas con bourbon antes de darle un trago y de invitarte a otro. Es conveniente no desmayarse, estar consciente para que Joe no interprete fantasías de petit point sobre tu piel.

Después hay que ayudarle.

Pasar al doctorcito por la Treif. Saber apreciar, en lo que dura el proceso, el valor que da Joe a su arte explícito; su debilidad por los metatarsianos; la sonrisa cándida que le provoca el sonido crujiente.

La picadora hace el resto.

Joe compró una Braher de segunda mano porque la Handtmann se le rompió y la garantía no le cubrió el desarreglo, alegando la necesidad de un deshuese preciso antes de proceder a la molienda. Ya no le pasa.

Joe tiene ganas de hablar, pero acaba callando.

No queremos saber más. El proceso de empaquetado no nos concierne. Mackenzie y yo salimos de allí sin mirar atrás.

Joe silba.

Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: