GUÍA DE VIAJE

Hay gente subida en un autobús en Puerto Rico, gente que en Puerto Rico coge un autobús para poder llegar a la estación para tomar el tren para poder no escapar; dando vueltas a la isla conforme se acerca la tormenta. Imperfecta. Soy yo quien lo está escribiendo. No pierdan la perspectiva del asunto. Lo importante no es la tormenta. La tormenta es sólo la excusa para que yo pueda hablar de la tormenta y de que hay gente en Puerto Rico. En algún espacio hay que situarla. La geografía juega a mi favor y la sitúo en Puerto Rico, en un lugar lo suficientemente alejado de otro lugar como para tener que coger un autobús y un tren para circundar la isla en espera de la tormenta de la que yo estoy hablando.

Y aquí hemos llegado al asunto primordial.

Hablar.

Yo.

Interlocutores a los que tener entretenidos, dando vueltas por la isla, cogiendo trenes y autobuses, next stop Viejo San Juan, sin que me importe mucho el calor o el miedo a la tormenta o a no llegar a ninguna parte. Y han bastado poco más que unas cuantas ideas: isla, autobús, tormenta, para que en vuestras–y ahora os tutearé– cabezas ya imaginéis isla, autobús, tormenta, con todas las añadiduras posibles y simultáneas, imprevistas y cromáticas, de ruidos y de gente y de motores y temperaturas humectantes.

Hablaros apenas en aras del desplazamiento.

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: